Menú Principal
21 de octubre de 2021

Municiones, explosivos y 50 toneladas de fuegos artificiales fueron destruidas en Antofagasta

El ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, junto al Delegado Presidencial, Daniel Agusto, y el General Luis Rojas, director de la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), participaron en las labores de coordinación de la destrucción de explosivos en la Región de Antofagasta. Este procedimiento se enmarca en una serie de operativos que […]

El ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, junto al Delegado Presidencial, Daniel Agusto, y el General Luis Rojas, director de la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), participaron en las labores de coordinación de la destrucción de explosivos en la Región de Antofagasta.

Este procedimiento se enmarca en una serie de operativos que realiza la Dirección General de Movilización Nacional, y que tiene como objetivo eliminar 50 toneladas de fuegos artificiales y diferentes municiones de armamento menor.

El ministro del Interior y Seguridad Pública señaló que “Estamos presentes para poder constatar la destrucción de elementos que le hacen daño a los chilenos, municiones de grueso calibre que son decomisadas o entregadas por personas que no las van a usar, para que no caigan en manos equivocadas. Pero también fuegos artificiales, que son elementos que tanta inseguridad traen a millones de chilenos y chilenas”.

Respecto a la importancia de la eliminación de estas 50 toneladas señaló “A nuestras espaldas se acaba de destruir justamente lo que más le genera angustia a tantos millones de chilenos y chilenas en todo Chile. Estamos hablando de municiones, elementos que se utilizan en las armas de fuego, pero algo que es muy relevante, 50 toneladas de fuegos artificiales. Lo que hace años parecía una actividad más bien lúdica, hoy se está asociando a actividades delictuales, con el narcotráfico, el ataque a personas y Carabineros”.

El delegado Presidencial Regional, Daniel Agusto, destacó el trabajo de las policías respecto al decomiso de armas y municiones: “Necesitamos sacar de circulación todos estos artefactos, producto que son un riesgo para la ciudadanía, que generan daño y que pueden generar accidentes graves, el llamado es a la ciudadanía que denuncie para poder decomisar estos elementos y esto permita cuidar y trabajar por la seguridad de las personas”

El proceso de destrucción comenzó el 20 septiembre y finalizará el 22 de octubre en Antofagasta. El proceso de preparación y detonación está liderado por la Fábrica y Maestranza del Ejército de Chile (FAMAE).